Qué es un alimento ecológico? Los 7 principios de la agricultura y ramaderia ecológica.

Un alimento ecológico es aquel que se ha elaborado siguiendo los principios de la producción agraria ecológica, en Europa el Reglamento (CE) 834/2007, que tiene como objetivo la obtención de alimentos de gran calidad, sanos, nutritivos, sabrosos y libres de residuos, respetando el medio ambiente. Preserva la biodiversidad tanto vegetal como animal e impulsa el desarrollo local sostenible de los territorios y la soberanía alimentaria.

Sus principios básicos son:

1. Respeta la fertilidad natural de la tierra y sus ciclos.

En las granjas ecológicas, se utilizan las técnicas de manejo agroecológico que son respetuosas con el medio ambiente y permiten producir alimentos libres de residuos. Estas técnicas incluyen:
camps de cultiu

  • La fertilización biológica del suelo que permite que las plantas estén nutridas de forma más equilibrada y que así sean menos susceptibles del ataque de insectos y hongos.
  • La rotación de cultivos, cambiándolos de lugar en cada temporada para romper el ciclo vital de los insectos propios de cada cultivo y así evitar su propagación.
  • La conservación y aumento de insectos benéficos que controlan biológicamente las plagas.
  • El cultivo de variedades resistentes.
  • El uso de trampas y cebos para los insectos.
  • El cultivo de plantas que hacen “de insecticidas” naturales como el ajo o algunas hierbas aromáticas, como el perejil o el tomillo.

En cambio, la agricultura convencional suele utilizar fertilizantes sintéticos, que no son respetuosos con el medio ambiente y tienen un impacto negativo sobre la biodiversidad: Para su elaboración se suelen utilizar energías no renovables, utilizados en exceso contaminan las reservas subterráneas de agua y su uso recurrente puede empobrecer el suelo y disminuye su fauna bacteriana.

2. Preserva la biodiversidad biológica: Variedades, especies y razas..

La agricultura ecológica preserva la variabilidad de organismos vivos de los ecosistemas (terrestres, marinos, acuáticos, …) pues no utiliza técnicas agresivas con el medio ambiente como lo hace la agricultura convencional que implican la eliminación de tierras, la inundación para crear reservorios para el riego, el desplazamiento de la vida silvestre mediante ganado doméstico, el uso de pesticidas y la introducción del monocultivo.

3.  No utiliza productos químicos como pesticidas, plaguicidas, fungicidas o herbicidas, minimizando así la huella ecológica.

La huella ecológica es el impacto de la actividad humana sobre el medio ambiente expresado en hectáreas de terreno que es necesario para el tipo de vida que llevamos.

La agricultura y la ganadería ecológica pretenden minimizar la huella ecológica en la producción de alimentos para nuestro consumo.

4.  No utiliza organismos modificados genéticamente.

Los organismos modificados genéticamente (también conocidos como transgénicos) son plantas y animales de los que se ha alterado el material genético a través de métodos científicos.

Están prohibidos en la agricultura ecológica por los riesgos que pueden entrañar para la salud (pueden aumentar los riesgos de alergias, resistencia a antibióticos y posibles afectaciones del sistema inmunológico), pero también por los riesgos ambientales y de contaminación genética con la consecuente disminución de la biodiversidad.

5. Realiza una gestión responsable de los recursos.

Se hace un uso sostenible de los recursos naturales: el agua, la tierra, la energía necesaria, la gestión de los desechos, etc.

6. Se respeta al máximo el bienestar de los animales.benestar animal

Es decir, garantiza un lugar y unas condiciones de vida adecuadas a los animales de las granjas para evitar su sufrimiento continuo.

Esto quiere decir que se deben respetar las necesidades de los animales:

  • Que no sufran hambre ni sed
  • Que no sufran miedo ni angustia
  • Que no sufran malestar físico ni dolor, heridas ni enfermedades
  • Que puedan desarrollar su comportamiento normal y esencial

 7. Restringe mucho el uso de aditivos alimentarios.

Los aditivos alimentarios son sustancias que se agregan a los alimentos para modificar las características organolépticas o bien para mejorar el proceso de elaboración y / o conservación.

En la alimentación ecológica sólo está permitido utilizar aquellos aditivos imprescindibles para procurar la seguridad alimentaria.

¿Cómo puedes identificar un alimento ecológico?

Lo puedes encontrar en las tiendas como la de Hortus Aprodiscae con el nombre de ecológico, orgánico, biológico, eco o bio.

Todas las demás nomenclaturas (por ejemplo “natural”, “sano”, “dietético”, etc) NO se refieren específicamente a productos ecológicos.

Además, si se quieren tener garantías de que se trata de un alimento ecológico debe estar certificado por las autoridades de control pertinentes. En el caso de los productos catalanes lo hace el Consejo Catalán de la Producción Agraria Ecológica (CCPAE) y la Unión Europea.

Identifica visualmente a través de los sellos del CCPAE y por el eurohoja.

Categorias: Sabes lo que comes.

Share